El Plan de Marketing (I)

El Plan de Marketing

El Plan de marketing es uno de los clásicos dentro de los manuales de marketing y uno de los documentos más buscados dentro de las empresas, y también como no, el deseo de copiar el know-how de otras empresas punteras.

El Plan de marketing es una hoja de ruta que sirve para que el departamento de marketing ordene la información que posee, para trazar unos objetivos concretos, determinar como conseguirlos y en cualquier momento corregir el plan para que se consigan esos objetivos.

marketing plan

Uno de los aspectos relevantes a la hora de implantar un plan de marketing es la participación de los diferentes departamentos implicados. Se podría decir que el Marketing, está involucrado en todos los departamentos de la empresa. Departamento de producción, para participar en el desarrollo de los productos o el propio packaging.

O el Departamento financiero, para implantar la imagen corporativa en todos sus elementos de comunicación escritos y hablados. Y como no, con el departamento comercial, para que sean capaces de asimilar la filosofía de marketing de la empresa para realizar un trabajo eficiente. Sin el apoyo y la fe del resto de los departamentos, el plan de marketing no (y el propio marketing como filosofía) no tendrá éxito.

Por muy obvio que parezca, el plan de marketing es un documento que el mayor valor de este ejercicio es doble, por un lado el proceso de elaborarlo en el que se adquiere gran información para reflexionar sobre los aspectos claves. Por otro lado, se trata de un documento que sirve para que quede por escrito el plan que se va a seguir.

El plan de marketing consta de unas partes fijas (son inevitables que estén plasmadas), otras variables (que pueden o no, estar) y otras que se pueden introducir por la dinámica del propio negocio y que no sea compartido por otros.

Me gustaría en este apartado añadir una cita del libro de Steve Jobs y de la filosofía que debería de tener Apple en sus inicios y fue Mike Markkula. En su contexto, casi se podría considerar como el Resumen ejecutivo del Plan de Marketing que desarrollaron.

“Markkula escribió sus valores en un documento de una hoja, y lo tituló: «La filosofía de marketing de Apple», en el que se destacaban tres puntos. El primero era la empatía, una conexión íntima con los sentimientos del cliente. «Vamos a comprender sus necesidades mejor que ninguna otra compañía». El segundo era la concentración. «Para realizar un buen trabajo en aquello que decidamos hacer, debemos descartar lo que resulte irrelevante». El tercer y último valor, pero no por ello menos importante, recibía el incómodo nombre de «atribución». Tenía que ver con cómo la gente se forma una opinión sobre una compañía o un producto basándose en las señales que estos emiten. «La gente sí que juzga un libro por su cubierta —escribió—. Puede que tengamos el mejor producto, la mayor calidad, el software más útil, etcétera; pero si le ofrecemos una presentación chapucera, la gente pensará que es una chapuza; si lo presentamos de forma creativa y profesional, le estaremos atribuyendo las cualidades deseadas».”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>